Es el alcohol aceptable en la vida cristiana?

 In Uncategorized

¿Es el alcohol aceptable en la vida cristiana?

Por Milton Segovia.

 

Alguna ves de han hecho la siguiente pregunta: ¿Es inapropiado tomar una cerveza? ¿Esta mal tomas vino? ¿Es aceptable que como cristianos tomemos ocasionalmente, o socialmente?

Las preguntas son innumerables como también las respuestas.

Vivimos en una sociedad donde el alcohol es parte de la canasta básica de muchas familias que conocemos, si han de hacer un presupuesto para gastos, o ver donde se va el dinero, las bebidas alcohólicas seguramente tendrán un lugar en esa lista. ¿Pero que pasa cuando estas personas vienen a la iglesia invitados por un familiar o un amigo y empiezan a escuchar comentarios negativos en contra del alcohol? Recuerde que es parte de su vida, dejar de tomar no esta ni en sus mas mínimas posibilidades, depende de ello para poder pasar tiempo agradable con sus amigos el fin de semana, o un buen día feriado. Así que le pregunta a quien le invito ¿ustedes porque no toman, porque hablan en contra de los que tomamos, porque dicen que no se debe tomar bebidas alcohólicas, es malo tomar, aunque sea una cerveza en una tarde calurosa? Y la lluvia de preguntas no para. Normalmente muchas de estas preguntas son sinceras, hay ocasiones en que son un poco capciosas con el fin de crear un debate o hacerle creer al cristiano que es aguafiestas o anticuado; sin embargo, la respuesta que demos a aquellos que tienen estas preguntas puede ser crucial para su disciplina en la fe. Todos sabemos que el alcoholismo es un factor de problemas en la sociedad. Ya sea por el joven que empieza a tomar esta droga a temprana edad, o por el padre de familia o, incluso, madre de familia que tiene una adicción que como consecuencia trae problemas al hogar, o el miembro de familia que es alcohólico y como bien dicen los expertos, no solamente sufre el adicto, sino los que están cerca de el. Según el centro del control de prevención de enfermedades de EE. UU. (CDC. Por sus siglas en ingles) el 2014 hubo 30.722 muertes causadas por el alcohol, se dice que la cifra de muertes subió un 37% entre el 2002 al 2014. [1]  Este mismo informe dice que la razón por la que la cifra de muerte sigue en aumento, esta relacionada con el hecho de que la distinción entre “moderada y peligrosa dosis” es muy fina. Los científicos esta preocupados y piden que se le ponga mas atención a este “fenómeno” medico, dicen ellos. El problema de el alcohol siempre ha sido, y siempre será algo muy dañino a la sociedad. Ataca primero al individuo, después a sus familiares mas cercanos, luego a sus relaciones cercanas como amigos, y así va avanzando hasta llegar a ser de alguna manera una carga financiera al país, o a la comunidad. Porque el bebedor, ya sea compulsivo, o social como suelen llamarse algunos alcohólicos, es una persona que termina mal, es importante que como cristianos demos una definición clara, precisa y con bases bíblicas a las personas que nos preguntan al respecto. 1ra Pedro 3:15 dice lo siguiente: Al contrario, honren en su corazón a Cristo, como Señor y manténganse siempre listos para defenderse, con mansedumbre y respeto, ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes. [2]Como cristianos debemos estar preparados, es importante que comprendamos el hecho de que cuando respondemos a las preguntas que nuestros amigos nos hacen concerniente a nuestra fe, honramos a Dios y santificamos su nombre al proporcionar las respuestas apropiadas. Según medlineplus.gov. cerca de 18 millones de adultos en Estados Unidos tienen trastorno por consumo del alcohol. Sus hábitos causan angustia, y daños, eso incluye alcoholismo y abuso de dicha sustancia. Dicen ellos que el alcoholismo o dependencia del alcohol es una enfermedad que causa:

  • Ansia: Una fuerte necesidad de beber alcohol.
  • Perdida de control: Incapacidad para dejar de beber una vez que se ha comenzado.
  • Dependencia física: Síntomas de abstinencia.
  • Tolerancia: La necesidad de beber cada bes mas cantidad de alcohol para sentir el mismo efecto. [3]

Estos son algunos de los efectos del alcohol en la vida de las personas, sin embargo, todos sabemos que los problemas que causa son aun mayores.

¿Que dice la Biblia y cual debería ser la postura del cristiano ante este problema?

La Biblia nos da la pauta para responder adecuadamente a los que nos interrogan con relación a si tomar es bueno o malo. Independientemente si es una sola copa, o una cerveza, o si e una persona ya con un problema muy serio de alcoholismo nuestra respuesta debe ser la misma, y debe estar apoyada en la palabra de Dios. No podemos subestimas a aquel que dice, “solamente tomo una, o dos cervezas” “yo se controlar la situación” o cualquiera sea la excusa que pone para tomar, todos sabemos que el alcohólico comenzó con una copa, o una cerveza. Así que, cualquiera que diga, solamente una, esta en el mismo camino que el alcohólico que después de tomar una cantidad exuberante de alcohol se arrastra para llegar a su casa. Es la misma ruta, solamente que el diablo la ha disfrazado con en fin de que la persona caiga sutilmente en sus redes que conducen a la muerte.

La biblia tiene mucho que decirnos en cuanto a este tema. Veamos algunos pasajes.

En Génesis 9:20 nos narra una tragedia que sucedió en la familia de Noé por causa del alcohol.

20 Después del diluvio, Noé comenzó a cultivar la tierra y plantó un viñedo. 21 Cierto día, bebió del vino que había hecho y se emborrachó, y estaba recostado y desnudo dentro de su carpa.

En este pasaje encontramos que, aunque Noé había cultivado y procesado el vino, se embriago y su hijo cometió un acto de deshonra sobre su padre que le trajo maldición por el resto de su vida. ¿Que estaba haciendo Noé? Bueno, el solamente estaba haciendo lo que algunos hacen el día de hoy, pasando un buen tiempo, refrescándose con una bebida embriagante, no tenia conciencia de las consecuencias que este acto le traería a su descendencia. Así muchos padres el día de hoy acarrean una maldición generacional sobre la vida de sus hijos al tomar alcohol en su presencia, o llegar borrachos a su casa; los hijos como buenos discípulos aprenderán de su padre algún patrón de conducta, y lamentablemente lo malo es lo que mas fácil se aprende.

Proverbios 20.1(NTV) El vino produce burlones; la bebida alcohólica lleva a la pelea. Los que se dejan llevar por la bebida, no pueden ser sabios.

Note el verbo en la primera oración, “lleva” a la pelea. Ósea que el beber trae consecuencias en las relaciones. No puede ser sabia una persona que toma alcohol, independientemente la cantidad que sea.

Isaías 5.11–12(NTV) 1Qué aflicción para los que se levantan temprano por la mañana en busca de un trago de alcohol, y pasan largas noches bebiendo vino hasta tener una fuerte borrachera.12 Proveen vino y música hermosa para sus grandes fiestas —lira y arpa, pandereta y flauta— pero nunca piensan en el Señorni se dan cuenta de lo que él hace.

Hay aflicción para este tipo de personas, además siempre vivirán ignorando la grandeza de Dios por su falta de discernimiento causado por la bebida.

Jesucristo advirtio a sus discipulos lo siguiente: Lucas 21.34(NTV)

34 »¡Tengan cuidado! No dejen que su corazón se entorpezca con parrandas y borracheras, ni por las preocupaciones de esta vida. No dejen que ese día los agarre desprevenidos, …

El alcohol entorpece a las personas y un cristiano que tome alcohol no podrá estar preparado para ese encuentro glorioso que tenemos con Cristo.Es por razones como estas que erramos cuando nos dejamos arrastrar por el vicio del alcohol. A Dios le interesa que estemos sobrios, en todos nuestros cinco sentidos para de esa manera usar nuestras vidas en ayudar a otros a venir a el. Ninguna persona puede venir a un alcohólico con una cerveza en la mano a sugerirle que deje de tomar, o a hacerle ver el daño que esta haciendo a su familia. Es lo que llaman “predicar de moral en calzones”.

 

Y el apóstol Pablo también advirtió a sus lectores lo siguiente en Efesios 5.18(NTV) 18 No se emborrachen con vino, porque eso les arruinará la vida. En cambio, sean llenos del Espíritu Santo.

Todos los que hemos leído el Nuevo Testamento podemos conocer la postura del apóstol Pablo en cuanto a las bebidas alcohólicas, el ubicaba el pecado de alcoholismo o al borracho en el mismo grupo con el hechicero, el idolatra, el homosexual y el borracho.Lo que para la sociedad es una enfermedad, en la biblia es un pecado; claro, toda enfermedad tiene su origen en el pecado, cuando un alcohólico llega a los pies de Cristo El puede sanar su corazón y darle la libertad que este necesita.

1 Corintios 6.9–10(NTV)¿No se dan cuenta de que los que hacen lo malo no heredarán el reino de Dios? No se engañen a sí mismos. Los que se entregan al pecado sexual o rinden culto a ídolos o cometen adulterio o son prostitutos o practican la homosexualidad 10 o son ladrones o avaros o borrachos o insultan o estafan a la gente: ninguno de ésos heredará el reino de Dios.¿Cual es la consecuencia final? La exclusión del reino de Dios. No puede un borracho, así como no puede un ladrón, o un homosexual entrar en el reino de Dios.

Romanos 13.13(NTV) 13 Ya que nosotros pertenecemos al día, vivamos con decencia a la vista de todos. No participen en la oscuridad de las fiestas desenfrenadas y de las borracheras, ni vivan en promiscuidad sexual e inmoralidad, ni se metan en peleas, ni tengan envidia.

En este libro de Romanos, el Apóstol Pablo nos advierte como a personas regeneradas, como a alguien que toma decisiones apropiadas para su vida, a no participar de las borracheras, como tampoco en pecados sexuales, somos el pueblo de Dios y nuestra conducta debe ser diferente al resto de las demás personas.

Proverbios 23.31–35(NTV) 31 No te fijes en lo rojo que es el vino, ni en cómo burbujea en la copa, ni en lo suave que se desliza. 32 Pues al final muerde como serpiente venenosa; pica como una víbora. 33 tendrás alucinaciones y dirás disparates. 34 Te tambalearás como un marinero en alta mar, aferrado a un mástil que se mueve. 35 Y entonces dirás: «Me golpearon pero no lo sentí. Ni siquiera me di cuenta cuando me dieron la paliza. ¿Cuándo despertaré para ir en busca de otro trago?». Pareciera que el escritor de proverbios vivió en una época similar a la nuestra, realmente es impresionante como la palabra de Dios trasciende el tiempo y nos ayuda a comprender el panorama general de lo que este vicio causa.

Es de suma importancia entonces que quienes representamos la iglesia del señor tengamos claro lo que la palabra de Dios dice concerniente a las bebidas alcohólicas, no se trata de si hay un sector del cristianismo mas permisivos que otros, o si la cultura lo permite; la palabra de Dios trasciende cualquier cultura y es muy clara en su postura con relación a este asunto, la embriagues trae consecuencias negativa, y es un pecado delante de Dios, de otra manera el borracho pudiera heredar el reino de Dios, y la biblia dice que eso no es posible. Tome usted la decisión, Dios ya nos dio las instrucciones, nosotros debemos decidir si optaremos por la vía de bendición, aunque la puerta sea estrecha, o por la de la maldición, donde muchos entran, tristemente para perdición.

Entendiendo el contexto bíblico sobre el alcohol, creo que como cristianos debemos pararnos firmes y aclararle a nuestros amigos, o recién convertidos a la fe cristiana lo que la palabra de Dios dice. Al no hacerlo, estamos ultrajando el nombre precioso de nuestro señor Jesucristo, poniendo en una mala posición la iglesia donde nos reunimos y guiando a las personas hacia un crecimiento cristiano nulo. Es el deseo de Dios que discipulemos a las personas de manera apropiada para que crezcan saludablemente y vivan una vida cristiana victoriosa. Así que, su consejo debe ir acompañado con una interpretación y aplicación apropiada de la palabra de Dios. Bíblicamente no es apropiado que el cristiano consuma alcohol, esa debe ser la postura nuestra sin importar que nuestros amigos, o familiares se disgusten. No podemos pasar por sobre la autoridad de las escrituras, ellas deben ser quien establece nuestra norma de conducta y no las opiniones de alguna persona que por tener el titulo de “experto” nos conduce a la desobediencia a Dios. Si usted es un cristiano que aun practica este habito, busque ayuda, acérquese a su pastor, o un hermano maduro de la iglesia y pida que le ayuden a salir de ese vicio. Seguramente cuando deje de tomar se sentirá liberado y podrá servir a Dios de manera mas efectiva, quizás Dios quiera usar su vida y su experiencia para liberar a otros de ese vicio tan destructivo.

¡Bendiciones!

Pastor Milton Segovia.

[1]Hispantv.com. (esta Fuente puede ser no del todo confiable)

[2]Reina Valera Contemporánea. (2012). (1 P 3.15). Brasil: Sociedades Bíblicas Unidas.

[3]Medlineplus.gov Información de salud.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

Visit Us On Facebook